Forestales en crisis por falta de mercado

En emergencia por la internación de muebles de melamínicos.

Ref. Fotografia: Pese a tener mesas de trabajo con el Gobierno, el sector continúa en emergencia.

Ref. Fotografia: Pese a tener mesas de trabajo con el Gobierno, el sector continúa en emergencia.

La importación de madera desde Brasil, está ocasionando que el sector forestal pierda mercado para vender su materia prima, además  que ha originado el cierre de laminadoras y carpinterías, dejando sin empleos a cientos de familias que viven de este oficio.

No tienen problema de producción. Jorge Ávila, gerente general de la Cámara Forestal de Bolivia, manifestó que este año la producción está yendo como se lo había planificado, ya llevan un avance de zafra del 80%, sin embargo la problemática del sector es el mercado que está invadido por materia prima importada. "Las unidades productivas comunitarias y privadas, están produciendo menos madera porque el mercado nacional no está comprando la madera nacional, porque están prefiriendo comprar los productos importados desde Brasil", dijo Ávila, a tiempo de agregar que este año se proyectaba llegar a producir 2 millones de metros cúbicos, cantidad que será difícil alcanzar ese objetivo por los problemas antes mencionados. "Los constructores de edificios, condominios y la gente en general  prefieren usar productos que traen desde fuera del país porque son más baratos", aseveró.

El mercado está afectado en un 60%.  Ávila indicó que esta importación de madera, perjudica al mercado nacional en aproximadamente un 60 por ciento, toda vez que en los últimos años ya cerraron cuatro laminadoras, de las cuales tres pertenecían a Santa Cruz. y dejando sin fuente laboral a unas 1.200 personas. "Solamente en carpinterías en todo el país en los últimos cinco años se han cerrado cerca de 10 mil carpinterías", dijo Ávila.

Ante esta problemática, el gerente de la Cámara Forestal dijo que se le viene pidiendo al Gobierno que regule las importaciones, de lo contrario, la industria forestal boliviana se va a morir, desde pequeños carpinteros hasta las grandes empresas. "En el año 2016 tuvimos una respuesta muy elemental, hicieron una medida para demorar los procesos de importación de muebles de madera, solo eso, pero siguen entrando productos que tenemos nosotros en el país, como tableros aglomerados, madera aserrada, entre otros", explicó.

Carpinteros en emergencia. Por su parte Moisés Gutiérrez, presidente de la Confederación Nacional de Carpinteros y Ebanistas de Bolivia, manifestó que el sector se encuentra en estado de emergencia, por la internación de muebles de melamínicos, es por ello que pidieron al Gobierno central, el cierre de las fronteras para este tipo de productos y proteger la producción nacional. Indicó que desde hace una década este tipo de productos chinos, viene afectando considerablemente a este sector a nivel nacional. "En el año 2006 operaban alrededor de 50 carpinterías a nivel nacional, concentrados en el eje troncal, pero ahora tenemos que lamentar que alrededor de 15 mil se vieron obligados a cerrar  y cambiar de rubro. El sector pasa por una etapa de sobrevivencia", apuntó.

Autor : Regina Ortiz Flores

Joomla SEF URLs by Artio