Más de 4.000 carpinterías cerraron en los últimos tres años

La Confederación de Carpinteros de Bolivia está trabajando en 13 mesas con varias reparticiones del Estado. Si sus demandas no son atendidas en 20 días, anuncia bloqueos de carreteras  

Más de 4.000 carpinterías cerraron en los últimos tres años

Las puertas y las ventanas son algunos de los productos que todavía tienen cierta demanda

“Solo estoy haciendo arreglos, hace unos seis meses que no hago un mueble. La gente ya no busca muebles de madera, sino de melamínico”, expresó Celso Mojica, que desde hace 10 años tiene una pequeña carpintería en su casa. Por su parte, Angélica Limachi, propietaria de la Carpintería Pérez, indicó que debido al ingreso de productos importados, tuvo que reducir su planilla de trabajo de 25 a tres empleados. Ambos coinciden en que no pueden competir con los precios de esos productos.  

Así como ellos, todo el sector de la carpintería nacional dice sentirse afectado por la  importación de muebles de melamínico provenientes de países como Brasil y principalmente de China.  

En el departamento de Santa Cruz, hace tres años existían alrededor de 11.000  carpinterías, pero debido al incremento del ingreso de mobiliario extranjero, entre el 30% y 40% (más de 4.000) de esas unidades han cerrado, según la Federación Departamental de Carpinteros y Artesanos. 

Estanislao González, presidente de la institución, indicó que el lunes sotuvieron una reunión con Cynthia Silva, viceministra de Medioambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos y de Gestión y Desarrollo Forestal, para tratar algunos de los puntos que acordaron el mes pasado.

Cabe recordar que el 19 de septiembre, la Confederación Nacional de Carpinteros marchó en La Paz exigiendo al Gobierno un proyecto de ley que restrinja la importación de muebles de procedencia china. El ente se reunió con varias reparticiones del Estado y acordaron establecer 13 mesas de trabajo para que atiendan su pliego petitorio.   

“Queremos más apoyo del Gobierno, créditos asequibles, año de gracia para compra de materia prima y maquinaria. Queremos también que se cree un instituto de diseño para innovar en muebles. Estamos agotando instancias de diálogo para después tomar otras decisiones si no somos escuchados”, dijo González.

A decir de Jorge Ávila, gerente general de la Cámara Forestal de Bolivia, el consumo de productos de madera en Bolivia cambió por el de melamínicos a partir de la importación de estos últimos. “Esto ha puesto en dificultad a toda la industria nacional”, expresó. 

Ávila estima que la demanda interna de muebles de madera ha caído un 60%.

Si en 20 días el Gobierno no responde al pedido de frenar la importación de madera acabada y muebles chinos, se bloquearán caminos a escala nacional, sostuvo la Confederación de Carpinteros de Bolivia, al declararse ayer en emergencia.     

Acceso a materia prima

El Ministerio de Medioambiente y Agua está trabajando con los carpinteros para que puedan acceder con rapidez a la madera.

Silva indicó que el ente está encabezando la mesa que está tratando los aspectos de regulación desde la Autoridad de Bosques y Tierra y la promoción de manejo de bosques.

“La siguiente reunión será el 23 de octubre. Estamos tratando de aunar los registros que hacemos los ministerios de Medioambiente y Desarrollo Productivo para los carpinteros y lograr que sean más simples. La idea es que puedan acceder a material de calidad, legal. Para nosotros, entre los principales aliados para el cuidado de los bosques se encuentran las unidades económicas productivas que usan la madera”, expresó Silva.

La mesa  también trabajará para que las propuestas de los carpinteros sean incluidas en una nueva ley de bosque que incorpore a todos los actores productivos que tengan relación con la madera y los bosques.

Mauricio Vasquez

Joomla SEF URLs by Artio