Un 40% de empresas forestales corren el riesgo de cerrar

En el país operan cerca de 15.000 empresas que se dedican a la actividad maderera

El sector forestal no está en condiciones de pagar el segundo aguinaldo, así lo afirmó el gerente general de la Cámara Forestal de Bolivia (CFB), Jorge Ávila, al ser consultado sobre las tres propuestas que puso sobre la mesa el Gobierno a los empresarios en un primer encuentro de diálogo realizado el miércoles pasado en Cochabamba.

El año pasado unas 4.500 unidades productivas dejaron de operar

El sector forestal no está en condiciones de pagar el segundo aguinaldo, así lo afirmó el gerente general de la Cámara Forestal de Bolivia (CFB), Jorge Ávila, al ser consultado sobre las tres propuestas que puso sobre la mesa el Gobierno a los empresarios en un primer encuentro de diálogo realizado el miércoles pasado en Cochabamba.

Para Ávila, si son obligados a pagar el doble beneficio, cerca del 40% de las empresas forestales que operan formalmente en el país tendrán que cerrar sus puertas porque la situación del sector es insostenible.

Según cálculos oficiales en Bolivia existen cerca de 15.000 unidades productivas que se dedican a la actividad forestal.

“Ninguna propuesta se ajusta a nuestra realidad. El doble aguinaldo para el sector forestal es imposible”, afirmó Ávila.

Sostuvo que las empresas más afectadas son las pequeñas y medianas, que no están en condiciones de solventar el gasto laboral extra.

La medida, según Ávila, llega en un momento en que el sector se recupera lentamente de gestiones muy duras debido a la caída de sus exportaciones.

El año pasado, según reportes oficiales, más de 4.500 unidades productivas fueron cerradas y se despidió a 25.000 personas. “Nuestra realidad la hemos hecho conocer al ministerio de Economía y Finanzas y a nuestras entidades gremiales”, afirmó Ávila.

No se debe pagar

El economista Germán Molina, observó que se usó como parámetro el índice del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país que es muy general, que no refleja la realidad de los diferentes sectores.

Explicó que lo adecuado sería diferenciar el pago por regiones y por actividades. Para sostener esta propuesta, indicó que algunos departamentos, como Tarija, presentan un crecimiento negativo.

Pero en cambio otras regiones y actividades tiene un crecimiento mucho mayor.

“Ellos dicen que tienen información de los balances de las empresas, entonces que digan quiénes pueden, porque no se puede exigir doble aguinaldo a empresas que no pueden”, dijo.

Incluso observó que no todas las empresas estatales son rentables o tienen registro de superávit en su contabilidad.

“Por ejemplo empresas estatales como Huanuni está con déficit, pero igual va a pagar, eso es irracional”, dijo.

Para el especialista lo óptimo sería no pagar este doble beneficio porque no existen los recursos para hacerlo.

“Ampliar el plazo, pagar con productos o fijar un tope salarial no es una solución, porque igual representa un gasto para el empresario”, dijo

Por último, afirmó la disposición de este pago corresponde a un media electoralista, para ganar adeptos en las próximas elecciones pero poniendo en riesgo la economía del país.

“Las empresa grandes pueden pagar pero el resto no”, dijo Molina.
EL DEBER

Joomla SEF URLs by Artio