fbpx

Incendio arrasó más de 3.5 millones de hectáreas en Chiquitania luto e impotencia ante desastre en Santa Cruz

Durante el acto conmemorativo del 209 aniversario de Santa Cruz, la plaza 24 de Septiembre lucía banderas a media asta y con crespón negro por los bomberos fallecidos en el incendio > Con protestas, estribillos y pancartas, los bolivianos en EEUU exigieron al presidente Evo Morales declare desastre nacional por la magnitud del incendio. El fuego continúa incontrolable
El incendio continúa incontrolable, la Chiquitania arde y los daños suben a diario, pues a pesar de los esfuerzos de los bomberos y voluntarios, el fuego no logra ser sofocado en varios municipios de Santa Cruz.

Los daños por los incendios forestales suben a diario, el incendio en la Chiquitania, en lo que va del año, devastó 3.524.000 hectáreas de bosques y pastizales, el fuego alcanzó a zonas bastante conservadas y se refuerzan tareas para evitar que las llamas lleguen al parque nacional Noel Kempff Mercado. Frente a este panorama, Santa Cruz conmemoró ayer su 209 aniversario con luto e impotencia al quedar sus áreas verdes en cenizas; mientras que las autoridades del Gobierno aún no declaran desastre nacional.

Durante la jornada de ayer, la plaza principal 24 de Septiembre lucía banderas a media asta y crespón negro por los bomberos fallecidos al combatir los incendios. El gobernador Rubén Costas agradeció la solidaridad de Bolivia ante desastres y promete a los cruceños volver a celebrar. Sin embargo, lamentó que el Gobierno no haya declarado desastre nacional.

“Cuando la Chiquitania arde, parte de nuestra identidad arde con ella; se quema la vida, la biodiversidad, pero además, se quema lo que somos. Nos ha faltado ayuda; soy incapaz de comprender la negativa del Gobierno a declarar desastre nacional. Supongo que el período electoral no ayuda a reconocer nuestras limitaciones; pero cuando uno no admite limitaciones tiene que asumir las consecuencias como responsabilidades”, dijo la autoridad departamental.

Por otro lado, los residentes bolivianos en Estados Unidos realizaron ayer una protesta ante la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en la ciudad de Nueva York, donde se encontraba el presidente Evo Morales y le exigieron a este que declare desastre nacional por los incendios de la Chiquitania y los más de tres millones de hectáreas devastadas.

.