fbpx

Seis municipios concentran los focos de quema en Santa Cruz

Se trata de San Ignacio, El Carmen Rivero Tórrez, San José, Charagua, San Miguel y Pailón. Actualmente, los bomberos combaten un foco de calor en la zona de Taperas

Bomberos forestales lucharon el martes y parte del día de ayer para sofocar un incendio en la zona de Ipiá. Foto: OTMAR AVE

Los municipios chiquitanos de San Ignacio de Velasco, El Carmen Rivero Tórrez, San José, San Miguel y Pailón, además de Charagua, de la provincia Cordillera, concentran en estos momentos la mayor cantidad de focos de quema en el departamento, de acuerdo con los datos del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif).

Estos puntos calientes, sumados a los fuertes vientos, la sequía y el ascenso de las temperaturas, ponen en riesgo extremo de incendios forestales al 46% del departamento y a un 14% del territorio cruceño en riesgo muy alto, según Satif.

Yuvenka Rosado, coordinadora del Programa Contra Incendios Forestales de la Gobernación, dijo que nos encontramos dentro de la época crítica de los incendios forestales, entre julio y septiembre, por lo que se monitorea de forma permanente la geografía departamental, a fin de detectar las emergencias.

Ayer, hasta el mediodía, registraron 81 focos de quema, totalizando 2.596 en el mes de julio.

Estas cifras difieren de las que maneja el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, que en su reporte diario sitúa a Santa Cruz con 496 focos de calor y muestra un total de 900 en todo el país.

En el informe correspondiente a todo julio, el ente gubernamental registró hasta ayer 17.432 focos de calor en todo el país, siendo la región cruceña la primera de la lista, con 10.603.

Se ve y se siente el humo

Rosado manifestó que los municipios más afectados por las quemas están alertados; en San José de Chiquitos, por ejemplo, están combatiendo un incendio forestal en la localidad de Taperas, situada a 39 kilómetros de la capital josesana en el camino a Roboré.

El fuego se reactivó después de haber sido apagado hace dos semanas, indicó Otmar Fernando Ave, bombero municipal de San José, quien dijo que las brigadas partieron ayer por la tarde a Taperas para mitigar las llamas, después de recargar fuerzas que emplearon el martes en sofocar otro incendio en la zona de Ipiá.

“Sospechamos que estos incendios fueron provocados por la gente que circula por la carretera. Muchas veces botan colillas de cigarro encendidas y el fuego se propaga lentamente hasta criar cuerpo en el monte”, señaló Ave.

Hasta el momento, se han registrado 54 emergencias por incendios forestales en el departamento, aseguró Yuvenka Rosado y agregó que técnicos de los municipios, de la Subgobernación, apoyados por el Gacip local, por bomberos forestales y militares, están trabajando en San José para exterminar el fuego.

El impacto de estos incendios ya se percibe en la atmósfera, pues el velo del humo fue evidente en algunas áreas de la Chiquitania, en la zona norte y en la capital cruceña.

Berthy Vaca Justiniano

.