fbpx

Ante la escasez de alimentos y bioseguridad, familias de Guarayos y San Matías reciben 2.000 canastas familiares

Dando continuidad al trabajo desplegado hace una semana en los municipios de Concepción y San Ignacio de Velasco, la Cámara Forestal de Bolivia (CFB), junto a la Autoridad de Fiscalización y  Control Social de Bosques y Tierra (ABT), realizaron una nueva gira solidaria en procura de repartir 2.000 canastas familiares y 20 equipos de bioseguridad en los municipios de Guarayos y San Matías, además de pueblos colindantes con la carretera Bioceánica.

Esta acción solidaria, que unifica esfuerzos de los sectores privado (CFB) y público (ABT), se da como respuesta al reporte difundido por la prensa nacional, que da cuenta de en que San Matías (capital de la provincia Ángel Sandoval, ubicada a 687 km al este de la capital cruceña), su alcalde Fabio López clamaba por ayuda para paliar la escasez de comida y de servicios médicos, ya que normalmente los habitantes del municipio acceden a estos servicios al cruzar la frontera con Brasil (Cáceres).

pandemia del coronavirus. Normalmente, los habitantes del lugar sobreviven de la siembra de productos como arroz, maní, plátano y yuca, pero sufren la escasez de otros víveres. Además, los equipos de bioseguridad donados serán una oportuna respuesta al hospital de Guarayos, cuyo personal pidió al alcalde Suizo Denilson la dotación de equipos adecuados para tratar a pacientes con covid-19.

La CFB  y la ABT repartieron 700 canastas familiares en Guarayos y  500 en San Matías, todas ellas con frejol, aceite, harina, azúcar, arroz y sal en cantidades racionadas para el consumo de una familia promedio de cuatro miembros, durante un periodo de 10 días. La delegación representante además donó 20 equipos de bioseguridad, consistentes en trajes, gafas, barbijos N-95, barbijos quirúrgicos y guantes de látex, que fueron repartidos equitativamente  en los principales hospitales de ambas localidades.

Víctor Hugo Áñez, director nacional de la ABT, agradeció a los funcionarios de su repartición pública que aportaron con una parte de su salario a la causa. “La ayuda brindada es esfuerzo conjunto entre los sectores privado y público, se enmarca  en reforzar el respeto a la cuarentena vigente entre las personas beneficiadas, para que se queden en casa. Quisimos aportarles un poco de necesaria fe y de alimentos, para paliar tiempos de carencia como el que actualmente afrontamos”, indicó la autoridad.

 

“Este aporte solidario beneficiará a un promedio de 10.000 personas, que tendrán alimento  en sus mesas por los siguientes 10 días. Esto demuestra nuestro compromiso institucional y como individuos, con respecto a la población cruceña afectada de manera contundente en su economía por esta pandemia que asola a todo el mundo“, complementó Diego Justiniano, presidente de la Cámara Forestal de Bolivia.

El reparto se extenderá en días posteriores hasta llegar a las 2.000 canastas familiares. Se entregarán 300 más en San José de Chiquitos, 250 en Roboré, 200 en El Carmen Rivero Tórrez y 200 en Puerto Suárez, todos municipios adyacentes a la carretera Bioceanica.

Autoridades y comunarios de los sitios beneficiados manifestaron su agradecimiento por este gesto que les ayuda a paliar la escasez por la cuarentena.

 

Joomla SEF URLs by Artio